Article - La Llorona (3d0144c)

La Historia legendaria De La Quejica, La Versión Que Se Cuenta En Puebla

La presencia de seres espectrales que lloran en los ríos por motivos diferentes es una característica recurrente de la mitología indígena de los pueblos prehispánicos. Entre los purépechas de Michoacán (México) es Auicanime, La Necesitada, diosa del hambre; Xtabay es el nombre que le dan los mayas lacandones, una mujer preciosa que se aparece por los caminos y mata a los hombres que intentan amarla; Xonaxi Queculla se manifestaba por senderos solitarios para robar el alma de los zapotecos y llevárselos al inframundo.

Se dice que es más probable toparse con la Llorona en las urbes y pueblos donde hay agua cerca, así sea de ríos, lagos en localidades costeras. La Quejica extiende sus raíces en tiempos precedentes a la Conquista y sostiene rasgos comunes con la dualidad vida-muerte que fue el eje de las etnias mesoamericanas.

La Quejica es un fantasma perteneciente a la cultura popular sudamericana, el que se aparece como una mujer de aspecto descuidado llorando cerca de una fuente hídrica, en general un río, aunque en algunas ocasiones puede ser la playa un lago. En Quetzaltenango dicen que Juan Noj es el dueño del Volcán Santiaguito y que vive en una casa en su interior; lo que representa un enorme problema para el señor.

Amedrenta, mata vuelve locos a los hombres que son fueron infieles, no a todas las personas niños, como hace la Llorona, se dice que tenía un frasco de agua de río y otro de sangre pura de niños, se ponía la sangre en los ojos y hacia que cada persona se le acercara y lo anudaba a ella, lloraba por que su marido estaba con otra mujer y por eso decidió matar a sus hijos ahogándolos en exactamente el mismo río de donde sacaba el agua, su ánima ronda en ese río diciendo: «¡mis hijos, devuélvanme mis hijos!».

A JUICIO DE LOS AUTORES, LA LLORONA ES LA OTRA MADRE DE NUESTRO PUEBLO, LA MADRE DESDICHADA, ANIQUILADORA DE SU PROPIA ESTIRPE, EN QUIEN DESCASA LA SOLEDAD DE NUESTRA HUMANIDAD. Igualmente, los helenos también relataban la historia legendaria de Lamia, una princesa con quien Zeus había tenido múltiples hijos, que fueron asesinados por Hera.

Se presenta a este fantasma como una mujer vestida con un vestido blanco, de pelo negro y que llora en las riberas de los ríos, donde se la ve cuando va a secuestrar niños. Asimismo diríase que la Llorona busca raptar niños para absorberles el ánima y dejar sus cuerpos tirados cerca del río en los cerros.
image

Fue en mi niñez no tan lejana cuando llegó a mis inocentes oídos la alarmante amenaza del ¡Uy mis hijos!, el emocionante lamento de una mujer Article - La Llorona (2eeb26a) , la Llorona, al haber perdido a sus vástagos, buscaba recuperarlos entre los desaprensivos chiquillos que nos distanciábamos mucho de nuestras familias.

Aunque soplaba un viento frío y cortante que hacía gemir a los árboles y sumía al parque en la más absoluta soledad, la muchacha, madre soltera a punto de casarse, salió a dar un camino con su bebé y se aventuró por el parque, por entonces más agreste que ahora y embarrado por las recientes lluvias.